La reputación empieza en casa

La oportunidad perdida en las empresas está en los colaboradores, cuyo activismo fortalece nuestras marcas y las protege de las crisis