Abismismados

Por Gabriel Ortiz de Zevallos, presidente ejecutivo de APOYO Comunicación, para el diario Perú21.

Recorrer una trocha al borde de un abismo no es buen momento para ensimismarse. El abismo obliga a centrar atención y energía en el entorno, sus riesgos y oportunidades, por pequeñas e inciertas que sean. Mientras más riesgos, más cabeza fría se necesita.

Para leer la nota completa, dale clic aquí