La Smith & Wesson y otros signos de provocación

Por Gabriel Ortiz de Zevallos, presidente ejecutivo de APOYO Comunicación, para el diario Perú21.

A nivel nacional, sin cumplir un mes de gobierno, 45% desaprueba la gestión del presidente Castillo y 38% la aprueba. Ese promedio esconde diferencias marcadas. En Lima, 66% desaprueba y 24% aprueba; en las ciudades del interior del país, 42% aprueba y 37% desaprueba; y en el ámbito rural, 54% aprueba y 28% desaprueba. Para un marxista leninista, esa polarización confirma la narrativa élites versus pueblo. Una eventual denegatoria de confianza, aun con argumentos válidos, sería vendida a nuestros compatriotas de zonas rurales como una afrenta a un gabinete provinciano, en unas elecciones en las que el elemento identitario ha sido fundamental.

Para leer la nota completa, dale clic aquí